Cada domingo durante nuestra adoración a Dios, sentimos la necesidad de estar en una sala más grande para dar cabida a más personas porque estamos muy apretados.

Nuestro objetivo es Un nuevo espacio:

. En el que todo el mundo pueda ser escuchado y aconsejado espiritualmente.

. En el que  más gente pueda disfrutar de un ambiente familiar cristiano.

. Dónde más niños aprendan lo que Jesús ha hecho por ellos.

. Dónde las personas más jóvenes puedan preparar su futuro de acuerdo a lo que Dios espera de ellos.

. Dónde más personas puedan investigar sobre cómo conocer las buenas nuevas del Evangelio.


110