Logos en el prólogo de Juan

Alain Guégan

Jean 1:1,5

Publicar un comentario